×

La suba del precio de los combustibles se trasladará a productos de la canasta

Casi un 25% del gasto de los hogares se destina a la compra de comida y bebidas, sobre los cuales se estima que impactará el alza.

- 06:34 Economía

El incremento en el precio de los combustibles que entró en vigencia desde el primer día de diciembre, traerá aparejado una serie de impactos en diferentes productos de la canasta familiar debido a la incidencia del flete en el traslado de las mercaderías, según indicaron distintos referentes consultados a nivel local.

Desde este domingo, el incremento promedio en los combustibles fue de un 6,7% en el caso de YPF que controla más del 50% del mercado. Pero no fue igual en todas las regiones del país. En Santiago, las naftas aumentaron a $59,24 y $66,24 por litro, encareciéndose en $3,75 y $4,20 por litro, respectivamente.

En el caso del gasoil el incremento llevó el D500 a $55,14 y el Premium a $64,49, una suba de $3,50 y $4,05, respectivamente.

El presidente de la Cámara de Expendedores local (Cepase), Pedro Llorvandi, indicó que ‘el aumento fue variado, entre 6% y 7% en todo el país. YPF no aplicó el mismo porcentual en el norte, en el centro, en el sur y en Capital Federal. En esta última fue de un 5%, en zona norte del Gran Buenos Aires un 6,5%, luego en Córdoba un 6% y en el norte un 7%’.

Agregó que ‘este aumento fue con un porcentaje de ITC, (impuesto a los combustibles) y también el incremento que hubo en los biocombustible que llevan la nafta y el gasoil, que autorizó el gobierno y que fue de un 2%. No todo corresponde a las petroleras. Estimamos que la mitad de esta suba va a petroleras y otra parte es el impuesto y la suba en biocombustiles’.

Desde la Cámara Argentina de Autoservicios Mayoristas (Cadam) su presidente, Alberto Guida señaló a EL LIBERAL que ‘siempre hay traslado a precios cuando sube el combustible. El costo del flete promedio país es un 6%, pero digamos que para el norte o el sur cuesta el doble. Sobre esas bases, habría que aplicar los porcentajes de aumento del combustible, por lo cual tendrá un impacto de 1% ó 2% en el precio de los productos’.

Para Javier Alexandro, presidente de la Asociación en Defensa de los Consumidores (Adecse), ‘cuando sube el combustible, se traslada automáticamente, no solo a los alimentos sino a todo tipo de mercaderías y también a algunos servicios’. Puntualizó que ‘un incremento en el combustible produce un alza generalizada de precios porque es un insumo muy utilizado no solo en la cadena de producción de algunos alimentos, sino en lo que hace a la logística y distribución, por eso termina impactando, porque se lo transfiere al costo del producto’.

Un supermercadista local, con varios años de trayectoria en el rubro, señaló que ‘hay tantas remarcaciones que ya nadie sabe muy bien a qué se deben’.

Agregó que ‘el flete que pagamos por mercadería que viene de Buenos Aires es un 7% del valor de la mercadería y la que viene de Mendoza un 12%, con lo cual si ahora subieron un 7% los combustibles, la incidencia en el costo del flete en vez de ser un 7% será un 8 ó 9%’. 

El litro cuesta entre $3 y $6 más caro que en Capital Federal

El incremento aplicado en los combustibles fue dispar en las distintas regiones del país, con lo cual se acentuó la diferencia existente entre los precios que se pagan en la Capital Federal, en el sur y en el norte. En los surtidores de YPF, el litro de nafta súper subió a $53,34 el litro, la premium $61,54, el diesel $49,94 y el diesel premium $58,44. Pero, la misma nafta en Santiago cuesta $59,34 la súper, $66,24 la premium, $55,14 el D500 y $64,49 el diesel premium. La diferencia es en la súper de $1,80 y en la premium de $2,95 por litro. En el gasoil, .el D500 es aquí $5,20 más caro por litro y en el premium, de $6,05. l

De súper a premium el precio varía de $7 a $9

La brecha de precios entre la nafta súper y la premium de las diferentes petroleras, volvió a acentuarse con este último incremento que opera desde este domingo.

De esta forma, quien cargue nafta súper, pagara en promedio unos $7 menos por litro que en el caso de aquel que se abastezca con nafta premium.

El precio entre una y otra variedad de naftas, volvió a situare en un promedio del 11%, con lo cual, en las expendedoras esperan un mayor consumo de los combustibles de menor octanaje en detrimento de los premium.

En el caso del diesel, la brecha de precios entre el D500 de YPF y el premium de la misma petrolera, llega hasta los $9,35 por litro, con lo cual también es de esperar un mayor consumo del D500, aunque la mayoría de los vehículos diesel que salieron al mercado en los últimos años, solo funcionan sin ocasionar problemas en sus motores con el tipo de gasoil premium, que es el más caro. l


Más noticias de hoy